CRIA DEL TIMBRADO ESPAÑOL. TOMAS VALENZUELA, EMAIL: tomas.valenzuela@ymail.com
   
  aviariosanrafael
  INFLUENCIA DE LOS MASES DE VOLADERO EN EL CANTODEL CANARIO DE CANTO ESPAÑOL.
 

INFLUENCIA DE LOS MASES DE VOLADERO EN EL CANTODEL CANARIO DE CANTO ESPAÑOL.

Por Miguel Ángel Martin

El tema que vamos a tratar ha sido descuidado por la mayor parte de los canaricultores. El convencimiento de que el control de los canarios noveles debe comenzar cuando se hallan en la jaula de concurso es la clave para entender el fracaso de gran parte de los aficionados, quienes culpan a sus ejemplares de no tener la calidad suficiente. Está más que demostrado el hecho de que los criadores son los culpables de la mayor parte de las  circunstancias que llevan a la degeneración de una línea de canarios de alta selección. La explicación es sencilla, la calidad de los pájaros está frecuentemente muy por encima de los conocimientos de sus criadores.

Todo canaricultor que se precie de serlo tiene que tener unos conocimientos básicos e imprescindibles sobre la raza que cultiva o desea cultivar. Estos conocimientos no se deben limitar tan solo a  saber criar y preparar ejemplares para los concursos, el aficionado debe conocer perfectamente el código de canto, saber diferenciar cada una de los giros que ejecuta el canario, conocer lo que motiva el canto y cómo se produce, la influencia del fenotipo y del medio ambiente, saber realizar los cruces teniendo en cuenta las leyes de la genética y sobre todo saber lo que se quiere. Tenemos que trazarnos una meta, crear nuestra propia línea de canto, una línea que se basará en el canto ideal, para nosotros, y que se conseguirá con años de trabajo y de seleccionar aquellos ejemplares que más se acerquen por su repertorio a esa línea ideal a la que queremos llegar.

Esos conocimientos básicos e imprescindibles se adquieren por medio de la experiencia, de los consejos de los jueces y de los canaricultores más experimentados, que sin duda alguna accederán gustosos a enseñarnos aquello que saben. Los consejos son la fuente de información de los nuevos criadores y dependerá de la cualificación del consejero que el principiante tenga mayor o menor éxito en sus primeros años de cría. Ni que decir tiene que el principiante tiene que comenzar su andadura en la cria deportiva adquiriendo los ejemplares de mayor calidad que pueda encontrar y siempre acompañados de su correspondiente anilla oficial, procurándose que el ejemplar tenga al menos 87 puntos y carezca de cualquier posible defecto.

Lo que a continuación vamos a tratar va dirigido a criadores ya experimentados, criadores que conocen perfectamente el canto de nuestra raza nacional y que además aplican los conocimientos de genética a la hora de elaborar sus cruces.

El seguimiento de los pichones en el voladero tiene que hacerse por aquellos que tengan los conceptos sobre el canto del canario muy claro, de lo contrario se puede llegar a conclusiones precipitadas, erróneas, que den al traste con todos los esfuerzos dedicados a la crianza. Lo que pretendemos es ir más alta de detectar defectos en el voladero que se pueden escuchar a prion, tales como notas excesivamente estridentes o rozantes que rompen la natural y rítmica    forma del repaso de nuestros jóvenes tenores, pretendemos llegar a descifrar las directrices del que luego será el canto ya cerrado y definido del canario adulto, intuir si van a primar las notas de ritmo continuo (timbres) o las notas de ritmo discontinuo, las veces y el tono, hallar los defectos que no se escuchan por no ser estridentes, pero que pueden hacer que todo un voladero se estropee por no saber que notas dará y como las dará debido a los cambios, que se producen en el repaso de nuestros una predisposición a hacer un determinado tipo de notas u otras y seguir la evolución que lleva al canario.

En los concursos de casi toda España, aquí también, se reciben los canarios en tres grupos: Roller, Timbrado Español y color. En el grupo de timbrado, se admite cualquier canario, que por el tono de sus notas difiera del roller y que éstas sean lo más alto y sonoras posible. Después el juez dirá si es bueno o malo, y como los que más gritan son los que más se oyen, se venderán mejor, y en sus compradores tendremos nuevos aficionados engañados los cuales perderán varios años o defraudados por el engaño dejarán esta bonita afición.

No, amigos; no es éste el camino. Seamos más honrados. Podréis decirme que no entendéis, pero a eso os repetiré lo que siempre digo a mis amigos. No penséis en premios, desechad todo aquello que no os guste, pues los canarios se crían para el deleite personal y no para que un señor los premie. Además bien sabéis que no siempre ganan los mejores, pues son mucha las veces que éstos pasan inéditos por los concursos. No comprendo cómo un señor puede soportar en su casa unos canarios que no le gustan, sólo para que yo, juez, por ser de mi agrado se los premio: ¿se crían para el juez o para el recreo personal?

Concretamente en Asturias somos muchos los aficionados que tratamos de desterrar los chaus- chaus piaus—piaus, chac—chac y toda clase de estridencias, aún a sabiendas de que estos canarios  muchos los en algunos concursos estarán en inferioridad de notas. Por otra parte, tratamos de introducir o mejor apilar, notas que estando dentro del código, son para nosotros más agradables, como son una buena variedad de floreos, notas compuestas, cloqueos y notas de agua, las cuales para nuestro juicio, hacen que el canto del canario timbrado español nos resulte más dulce y armonioso. Los buenos aficionados de Jerez y Alicante comparten estos gustos y tienen en la actualidad, muchos de ellos y procedentes de Oviedo, tan buenos canarios como los de Asturias.

Personalmente y con ocasión de mi actuación como juez en el Concurso Nacional de Sevilla y en el Mundial de Múnich, hice muchas consultas a jueces internacionales, a los cuales expuse el canario que, a mi criterio, a la par que me apuntaban las grades dificultades que tendría el logro de un canario de tan alta talla.

Como considero que el criar y seleccionar canarios, es un hobby para toda una vida, empleémosla todos e intentemos que este canario de timbrado español, sea admirado por los grandes técnicos mundiales y extendido con la misma dignidad que otras muchas variedades. De realizar un repaso barullo so indefinido a realizar el bello y armonioso canto del canario adulto.

El trabajo comienza una vez que hemos acabado la época de crianza. Los jóvenes pollos no habrán escuchado a sus progenitores una vez separados de sus madres y situado en el pre voladero para que se aclimaten al pienso duro (alpiste). De no ser así copiarían de aquel canario que más cantase al hacer su parada nupcial y podríamos comprobar cómo los pollos a partir de los dos meses de edad imitarían el canto de aquel fogoso reproductor, que aunque generalmente lo perderían durante la muda supondría un atraso para los pollos. Una vez separados los últimos pichones acondicionaremos el lugar que vamos a dedicar para colocar nuestros voladeros. La habitación o espacio deberá reunir unas características determinadas:

En primer lugar la habitación tendrá una buena ventilación y una luz constante durante las horas diurnas, una luz no muy intensa que sumirá a los pichones en una semipenumbra, de esta forma tendrán suficiente sin que se adelanten demasiado, así como para que no puedan distraerse al repasar.

En segundo lugar tiene que ser una habitación silenciosa a la que no lleguen sonidos excesivamente fuertes y en la que, sobre todo,  no se oigan los cantos de otros canarios (propios o ajenos o el degenerado canto de alguna canaria adulta). Será conveniente dotar a la habitación de un hilo musical o cuando menos una radio enchufada a un temporizador que la haga funcionar desde que salga el sol hasta que se ponga. La radio sintonizará preferentemente una emisora de música y si se de música clásica mejor. La radio evitará que los pichones escuchen sonidos externos y posibilitará que los pollos de cada voladero saquen su propio canto sin copiar de los ejemplares de otros voladeros, de repaso más fuerte o más avanzado.

En tercer lugar dispondremos de tanto voladeros como cruces hayamos hecho. Lo importante no se tentó el tamaño de los voladeros como que los pollos estén distribuidos por hermanos de padre y madre. Los pollos de cada cruce tienen que cantar de forma distinta, colocar todos los pollos en un mismo voladero supone que o bien copien todos del primero que empiece a cantar, o bien saquen cantos tan distintos entre sí que al querer copiar unos de otros se estropeen o saquen un canto indeterminado. Lo más normal es que todos canten igual al copiar del ejemplar más adelantado, para bien o para mal, excepcionalmente puede ocurrir que algunos canarios saquen su propio canto independientemente de los cantos de sus compañeros de voladero. Cuando nos encontramos no merece la pena tenerlos solos los incluiremos en el voladero de unos hermanastros (de padre o de madre) que tanto por fenotipo como por línea de canto sean similares. La radio evitará que copien entre los distintos voladeros y que cada apartado siga la evolución natural acorde con su genotipo y fenotipo.

A pesar de no haberlo mencionado entre las características citadas se da por sabido que la habitación tiene que tener una temperatura constate o al menos libre de las habituales subidas y bajadas de temperatura que pueden ser causa de diferentes estados patológicos altamente perjudiciciales para el canto de los pollos.

Una voz descrita la habitación ideal tenemos que hablar de un elemento tan importante o incluso más. Sin duda alguna habrán adivinado que se trata de la alimentación de los pichones. La alimentación de los canarios de canto tiene que ser equilibrada, hay que tener mucho cuidado sin embargo, puesto que la mezcla que se utiliza normalmente para los canarios comunes y debido a su composición hace que el desarrollo del canario se precipite, lo cual no interesa al criador y a la vez puede crear estados de obesidad totalmente perniciosos para todo el aparato de fonación del canario, al acumular grasas que alteran el buen funcionamiento de los músculos que hacen posible el canto. La alimentación que se suele dar a los canarios de canto está compuesta por dos tipos de semillas. Las semillas son el alpiste como elemento básico de la alimentación de los canarios y la nabina con semilla estimulante del canto que ejerce a su vez una influencia positiva sobre el aparato de fonación al favorecer la dilatación del mismo con lo que se suaviza el canto del canario. La proporción más habitual es de ¾ de alpiste y ¼ de nabina, sobre esta proporción cada criador la acomoda a su gusto. Aparte de la mezcla de semillas algunos criadores la enriquecen dando a sus pájaros manzana u otras frutas.

También hay que procurar tener los voladeros limpios y tener los comederos y bebederos de la misma forma, el agua deberá ser cambiada todos los días y los bebederos lavados y desinfectados. Esta, creo innecesaria observación la hago puesto que el descuido de lo anterior podría saldarse con la aparición de infecciones en los pichones lo cual incidirá en el canto. Una última advertencia en este sentido es evitar las semillas sucias, es decir con polvillo penetra en el aparato respiratorio de los canarios provocando efectos poco deseables.

Una vez que el pollo se acostumbre a las semillas y empieza a dejar de lado el bizcocho el tímido balbuceo que comenzó cuando apenas tenia las cuatro semanas de edad empieza a mostrarse con mayor claridad y es fácil encontrar a los jóvenes machos rivalizando entre sí. El repaso de los pichones gana en altura pero todavía habrá que empezar varios, meses para averiguar cómo va a ser el canto de nuestro canarios, a pesar de que a los dos meses de edad la evolución del repaso parece acelerarse y se creen escuchar notas que el canario va a dar cuando cierre su ciclo evolutivo, la muda hará que la evolución se frene hasta que los pichones acaben su primer cambio de pluma.

En efecto, es frecuente creo que ciertas variaciones del repaso de los pollos, como supuestos cloqueos y supuestas aguas, son ya definitivas, pero también es frecuente olvidar que el canario por lo menos hasta los seis meses no alcanza la notas y empezar a mostramos como va a ser su vos. Al igual que el ser humano el canario también cambia su vos y ello se debe al mismo motivo, la evolución sexual de los pichones. El repaso es eso, un repaso, el pichón emite unos sonidos condicionados por sus instintos que a medida que pasan los meses va esclareciéndose y mostrado lo que será, permitan me la expresión, su tarjeta de visita, aquello que lo va a diferenciar de los otros canarios. Dos canarios podrán repasar o cantar de la misma forma, atendiendo a los giros que hacen, pero nunca tendrán el mismo timbre de voz, pueden cantar una misma partitura pero no interpretarla, ejecutaría de igual manera.

El canario en su repaso toma instintivamente como referencia el canto heredado de sus progenitores, ello no quiere decir que vaya a cantar según lo aportado por estos, el canto final del canario será lo aportado por estos, el canto final del canario será el resultado de la conjunción de factores externos, fenotipo y canto.

 

EL TRABAJO COMIENZA UNA VEZ QUE HEMOS ACABADO LA ÉPOCA DE CRIANZA. LOS JÓVENES POLLOS NO HABRÁN ESCUCHADO A SUS PROGENITORES UNA VEZ SEPARADOS DE SUS MADRES Y SITUADOS EN EL PREVOLADERO PARA QUE SE ACLIMATEN AL PIENSO DURO (ALPISTE).

 

DOS CANARIOS PODRÁN REPASAR O CANTAR DE LA MISMA FORMA, ATENDIENDO A LOS GIROS QUE HACEN, PERO NUNCA TEMDRÁN EL MISMO TIMBRE DE VOZ, PUEDEN CANTAR UNA MISMA PARTITURA PERO NO INTERPRETARLA, EJECUTARLA DE IGUAL MANERA.

 





Comentarios hacia esta página:
Comentado por Yoanny querol( Yoannyquerolyahoo.com ), 04-11-2014, 11:06 (UTC):
Yo vivo en miami usa y esos artículos nos ayudan mucho aqui grasias por ayudar a los novatos



Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

 
  TOTAL HISTORICO 240485 visitantes HAN ESTADO EN ESTA PAGINA  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=