CRIA DEL TIMBRADO ESPAÑOL. TOMAS VALENZUELA, EMAIL: tomas.valenzuela@ymail.com
   
  aviariosanrafael
  1ª Parte
 

PREPARACIÓN DE LOS CANARIOS

DE CANTO PARA LOS CONCURSOS

(1ª PARTE)

Consideraciones previas: Antes de empezar a trata el tema de la preparación de los canarios de canto para los concursos, es preciso hacer referencia a otro tema de sumo interés para el canaricultor. En primer lugar, hay que advertir al aficionados novel, al que va destinado el presente trabajo, que el método que vamos a desarrollar no es el utilizan los criadores de canarios de canto, existe una gran variedad de sistemas, todos ellos igual de válidos, e incluso podemos decir que existe un enfoque distinto de lo que es la preparación de los canarios en cada uno de los criaderos Si es distinta la forma en la que trabajan los criadores de las tres razas de canarios de canto, cosa lógica en atención a las notables diferencias que hay entre ellas, a pesar de tener unas bases comunes, no es menor la diferencia que existe el método de un criador y otro Las diferente circunstancias que cada uno tenernos en decisiva en la forma de trabajar los canarios, así no es lo mismo disponer de mucho, o de poco sitio en nuestras casas, tener mucho, o poco tiempo libre y, en este último aspecto, en qué momento del dia lo disfrutamos (nos viene a la memoria el caso de algunos amigos canaricultores que se ven obligados a entrenar sus ejemplares por las noches, debido a su turno de trabajo). Estas circunstancias y otras hacen imposible la existencia de un único sistema de preparación.

El criador de canarios de canto que empieza en este mundillo debe comenzar con un método que en un gran número de ocasiones no se adapta a sus circunstancias personales, por ello debe ir adoptando poco a poco un método propio, método que nadie le enseñará, la experiencia que le irá aportando, con el tiempo, un mayor conocimiento de la materia le guiará en ese empeño. No obstante ello no quiere decir que en sus comienzos no tenga que guiarse por las enseñanzas de personas con más conocimientos y experiencia. En suma, debemos aprender un sistema, el que sea, siempre y cuando nos conste su corrección por los resultados conseguidos por nuestros maestros y sobre ese sistema, junto a otros que, sin duda alguna, iremos conociendo, iremos haciendo uno propi que se adapte a nosotros. No debe olvidar el principiante que no es él quien debe adaptarse al sistema, es el sistema el que se debe adaptar a él. El presente trabajo tiene como única finalidad orientar al principiante y darle unas bases sobre las que pueda ir trabajando.

Por otra parte, habrá notado el lector que no hablamos de educación, sino de preparación. En muchos trabajos sobre el presente tema se alude a la educación de los canarios, en el fondo, el término educación escode un método de enseñanza con maestros, práctica que razas como el Malinois necesitan (debido al enfoque que le dan sus cultivadores), pero que en modo alguno puede hacerse extensible al canario de Canto Español (Timbrado), hay que negar rotundamente que nuestro cantor nacional precise de la educación con maestro para desarrollar su canto y menos aún se puede decir que el canario precise de él para realizar un canto de adulto. La mala interpretación de las conclusiones de los etólogos, así como la doctrina de aquellos que practican un mar de dudas que les lleva a perder un tiempo precioso en el correcto estudio de los canarios de canto. Un buen consejo es que hagamos caso a aquellos que basan sus estudios en los canarios, el canario no puede compararse, en lo que respecta a su canto, con otras especies mucho peor dotadas que el para la función canora. Más de quinientos años de estudios y trabajo, así como la fijación genética de tres razas de canto, internacionalmente reconocidas, son muestra suficiente de que no podemos comparar el  estudio de canarios criados y seleccionados para el canto, durante siglos, con las observaciones hechas sobre especies de canto rudimentario y, sobre todo, de comportamiento, muchas veces, distinto, en sus reacciones, al de los canarios, cuyos hábitos han ido cambiando en cautividad, En suma, es como si pretendiéramos comparar un estudio realizado con canarios silvestres, con otro realizado con canarios de canto, ¿duda alguien del cambio experimentado genéticamente por los canarios domésticos respecto a su antepasado silvestre.

Para terminar este apartado, simplemente decir que son bienvenidas, para el principiante, todas aquellas informaciones que le puedan reportar conocimientos, pero antes de dar crédito a opiniones foráneas, a lo que es la canaricultura de canto, comprobemos que son aplicables al canario y si no lo son, tratemos de aprender aquello que creamos puede sernos útil, pero nunca tomemos como dogma de fe aquello que no nos conste objetivamente como solo porque unos señores, a los que se los que se les presupone una mayor preparación científica, lo digan , máxime cuando sus observaciones ni siquiera se han realizado sobre canarios de canto, o se limitan a dar su opinión, basada en experiencias ajenas y que, sin duda, no se atrevería a realizar aquellos que las hicieron, porque no se puede tratar de igual forma lo que la naturaleza y la mano del hombre, en el caso concreto del canario, han hecho desigual.

2. El mes de septiembre: La recta final del trabajo del canaricultor comienza en el mes de setiembre, o lo que es lo mismo cuando los jóvenes canarios van terminando su primera muda. El final de la muda significa que los canarios son ya fisiológicamente casi adultos, para considerarlos como tales habrá que esperar todavía, no obstante, a que su desarrollo hormonal culmine. Una vez que el canario ha finalizado su primer periodo de muda y ha abandonado, para siempre, su plumaje juvenil, el desarrollo hormonal, en cierta manera paralizado hasta ahora, se reactiva y cada día es más evidente el avance que el repaso del mismo experimenta. El rebaño, tomando la expresión utilizada por un compañero colegiado, empieza a pesar de haber estado siempre ahí, tan sólo nos faltaba ese decodificador natural que hace que poquito a poco el repaso se transforme en el bello y armonioso canto del canario adulto. Mucho les queda a nuestros canarios por recorrer todavía, pero será preciso multiplicar las horas de observación de los diferentes voladeros, con el fin de evitar que un canario excesivamente adelantado pueda arrastrar a sus hermanos por una senda inadecuada que los conduzca irremediablemente a la pajarería más cercana. En esta tarea, será suma utilidad vigilar a los canarios que dominan en cada voladero, lo que resulta fácil si hemos observado los voladeros con asiduidad. Los canarios guía, como yo los denomino ocupan el lugar más alto dentro de la jerarquía establecida en esa pequeña comunidad que comunidad que constituye cada voladero, es el canario guía, o los canarios guías si hay varios, los que dominan a sus hermanos y los que marcan el desarrollo de su canto. Así, si uno de esos canarios empieza a realizar defectos, o a degenerar su canto, las posibilidades de que los demás machos del voladero lo sigan son casi absolutas. Por ello, sí observamos que uno de ellos ejecuta variaciones no deseadas habrá que separarlo y quizás, con un poco de suerte, hayamos conseguido salvar al resto. Si tardamos mucho en separar eso canarios guía, también puede ocurrir que sus hermanos no sepan seguir correctamente la evolución de su repaso, así que, cuanto más tardemos, los riesgos de malograr al resto de machos se multiplican.

Tampoco debemos dejar de vigilar al resto de pollos, pues uno de los canarios que consideremos jerárquicamente inferiores, puede estropearse y arrastrar a todos los demás, dadas la mayor facilidad que entrañan en su ejecución los giros degenerativos y defectuosos. En resumen, debemos vigilar a todos los canarios, pero muy en especial a aquellos que ostenten una posición jerárquica mayor entre sus hermanos y a aquellos que presenten una debilidad, o subdesarrollo físico notable (Los ejemplares enfermizos, así como los que se han desarrollado deficientemente, están, generalmente, pero dotados para el canto, ya que no son capaces de llevar a cabo una evolución normal del mismo, lo aconsejable es separar los cuanto antes de sus hermanos, ya que son los primeros que suelen realizar giros defectuosos).

La observación de los voladeros en septiembre puede facilitar, a canaricultores experimentados, una primera selección: ya que podemos descartar algún voladero, en atención a esas observaciones que la experiencia posibilita y que están lejos del principiante. De lo que se puede hacer con esos primeros descartados, si no se tiene sitio donde puedan seguir su evolución sin riego para el resto de ejemplares (por si acaso nos equivocamos), o si no se quieren sacar del criadero definitivamente (vendidos o regalados), trataremos más adelante, al hablar de los ejemplares descartados en general, por manifestar una carencia de facultades para el canto, o para desarrollar su repaso con las suficientes baratías.






Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

 
  TOTAL HISTORICO 232178 visitantes HAN ESTADO EN ESTA PAGINA  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=