CRIA DEL TIMBRADO ESPAÑOL. TOMAS VALENZUELA, EMAIL: tomas.valenzuela@ymail.com
   
  aviariosanrafael
  MICOSIS
 
MICOSIS
Los hongos y levaduras se instalan y viven en los animales como parásitos saprófitos, se aprovechan del calor y la humedad del cuerpo, y aunque su origen es vegetal, no contienen clorofila. Producen toxinas que pasan a la sangre no filtrándolas el riño e hígado, y produciendo problemas digestivos en los intestinos por el mayor riego sanguíneo.
Los criaderos que en primavera tienen en el aire una humedad alta, por la presencia de muchos bebederos con agua, y poca ventilación para que no escape el calos interior, necesario durante la cría; son los medios de cultivo ideales para los hongos y levaduras, y si además añadimos la humedad exterior existente durante las tormentas primaverales, propiciamos el calor y la humedad, junto con la luz natural necesaria para la reproducción masiva de los hongos por esporas, contaminando el aire todos los utensilios del criadero y siendo muy difícil y lenta su erradicación.
Se pueden prevenir bajando la humedad del criadero, sacando la humedad fuera del local, mediante extractores y absorbiendo aire interior más seco y caliente, en el caso de que en el exterior más seco y caliente en el caso de que en el exterior hay también excesiva humedad ambiental.
Se pueden combatir los hongos intestinales con propio nato cálcico o sódico, ya sea en la comida o en el agua (Evacide), y con anti fúngicos como Anfotericina B, Griseofulvina o Ketoconazol.
Un hongo común en la canaricultura es la Cándida Perfigens, y normalmente va asociada con una bacteria (Estreptococo Fascales o un Enterobacter). Su efecto es mortal, pues termina perforando la pares termina perforando la pared la pared abdominal, causando la pared abdominal, causando antes molestias y esterilidad.
Los hongos, levaduras y mico plasmas pueden penetrar a través de la porosidad del huevo en la puesta o incubación (transmisión directa), al pasar por el oviducto húmedo de la madre.
Los antibióticos mula plicas el crecimiento de los hongos en el intestino, por tanto es conveniente retirar los antibacterianos durante los tratamientos anti fúngicos. La Griseofulvina combate los y levaduras, es un antibiótico obtenido del Penicelium criseeofulvum, de propiedades antifúngicas y eficaz en tratamientos por vía oral contra la Micosis, y no presenta efectos tóxicos por sobredosis, pudiéndose suministrar en presencia de otros antibióticos. Crisozel Fps de Cooper-Zeltia, 3 cucharadas de café x litro de agua, o 6 cucharadas x kilo pasta durante un mes He comprobado que con este tratamiento desaparecen los hongos, pero se para o aletarga la reproducción durante la cría. Se debe administrar conjuntamente un establecedor de la flora intestinal (prebiótico), como el Profora Avis (SYVA), compuesto de varios lactobacilus y Escherichia Coli apatógena, que se implantan en el intestino y desplazan a los hongos y bacterias patógenas.
El “punto negro” no es ninguna enfermedad definida, es la apariencia exterior de diferentes enfermedad definida des según la concentración puede ser negro parduzco o gado, entre los dos lóbulos hepáticos, residual de toxinas, ya sean bacterianas, fúngicas (hongos), nicóticas (levaduras), y de Mico plasmas (P.P.L.O.).
Por ello en los diferentes análisis microbiológicos, aparecen afecciones de Colis, Salmonelas, hongos, levaduras y mico plasmas, en los embriones de recién nacidos que se les observa el temido punto negro. De lo cual se desprende que no se puede hacer un solo tratamiento, sin haber hecho un análisis bacteriano o fúngico del problema. Pues se da el caso que a veces se asocia una bacteria mortal con las levaduras (que son cien veces mayores), y estas levaduras sirven de vectores de diferentes bacterias, formando una infección intestinal o pulmonar mortal de necesidad.
El pus interior formado por bacterias, migro plasmas y hongos, se extiende desde el pulmón y tráquea, por debajo de la quilla, hasta la parte bajas del hígado, que es cuando se hace visible a través de la piel del abdomen.
No se concentra dentro de ningún órgano en concreto, y si l embrión sobrevive a los dos primeros días, al engordar o superar la infección el punto negro, más o menos concentrado, desaparece. No se debe confundir con el hígado graso, propiamente dicho, que también se hace visible en los jóvenes a partí de la muda.
La infección en los embriones sin nacer o recién nacidos, la cogen de sus padres, ya sea en la formación del huevo (después de la copulación), o en los primeros días de incubación a través de la porosidad del huevo. Por ello el tratamiento debe ser preventivo a los padres, pues cuando nacen los embriones ya es tarde.
Ejemplos recientes: 1- Marzo- 1993.
Una lugano burna adulta, muerta con el vientre hinchado, es analizado en el labóralo, apreciándosele una Cándida Perfigens y un Entero coco faecalis, siendo los dos gérmenes patógenos sensibles al metronidazol, un antimicrobiano de acción bactericida.
14-Abril- 1,993.
Un embrión de Cardenalito recién nacido y otro que no llegó a nacer, muertos con el “punto negro” visible. Se identifica en el laboratorio una Cándida novergensis, una levadura patógena, demostrando el antifungiograma diversas sensibilidades; sistema de identificación; A. P. I.-20C-AUX de Biomeriux, los discos de sensibilidad anti fúngica son de Rosco Diagnóstica Reactives.
Lqs medios empleados (agar morphologic) son de DIFCO.
R=resistente. S=Sensible.
Clotimazol =R. Econazol=   Fluorocitosina=S.
Griseofulvina =S. Isoconazol=S    Ketoconazol=S.
Miconazol=S. Natomicina=S.       Nistatina=R.
19—Abril—1993.
Embrión de Cardenalito de dos días de vida, muerto con el “punto negro” muy extendido. Se le identifica en el informe un Escherichia Coli y una Cándida. Para combatir el Coli se puede emplear la Amoxicilina, según el antibiograma de cesibilidades, y para anular, la Cándida vuelve a salir sensible la Griseofulvina.
4-Mayo—1,993.
Embrión de verde pastel de cuatro días de vida, muerto también con el “punto negro” hallándose dos bacterias patógenas entéricas. Enterobacter sakazakii y .Enterobacter Cloaca e, de naturaleza cercana a las salmonelas, siendo bacilos muy peque años y encapsulados que favorecen el crecimiento de agentes fúngicos.
Respeto al problema fúngico aparecen tres Cándidas distinta: Rugosa, Fermata y Ciferri: y un Cryptococcus.
Todas las bacterias tienen una gran resistencia a diferentes antibióticos, aconsejándose el empleo de la Cabernicilina sódica, una diluida en 10 ml, de agua destilada a los reproductores con una jeringa de insulina, durante tres días consecutivos. Tratamiento que deseché por los problemas de pinchar tantas veces a los reproductores que estaban en plena cria, sustituyendo este antibiótico por un compuesto de Suifa+trim.
Para tratar a las levaduras tipo Cándida se aconseja la Griseofulvina, tanto en la pasta como en el agua. Las Cándidas también salieron sensibles a la: Anfotericina B. Clotimazol, Ketoconazol, Miconazol y Nistatina.
Todos estos análisis demuestran la interacción existente hongos, levaduras y bastarías patógena, pero lo que hay que hacer diferentes tratamientos con quimioterápicos y antibióticos distintos, que sean específicos para cada problema particular, y una vez que se haya vencido un germen patógeno centrarse sobre los restantes. Los antibióticos hay que rotarlos periódicamente para que no creen resistencia con las bacterias por el uso continuado del mismo antibacteriano.
Por Antonio Abellán Baños.
 
 





Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

 
  TOTAL HISTORICO 240485 visitantes HAN ESTADO EN ESTA PAGINA  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=