CRIA DEL TIMBRADO ESPAÑOL. TOMAS VALENZUELA, EMAIL: tomas.valenzuela@ymail.com
   
  aviariosanrafael
  LAS ENFERMEDADES DE LOS PÁJAROS
 
LAS ENFERMEDADES DE LOS PÁJAROS
1. SIGNOS Y SÍNTOMAS DE ENFERMEDAD
            Incluso para el propio veterinario es difícil en muchas ocasiones reconocer una determinada enfermedad, es muy cierta la famosa frase:<<no hay enfermedades, hay enfermos>>, pues la variabilidad en cada individuo de la manifestación de un proceso patológico puede ser enorme. Sin ello es así para un veterinario clínico, cómo no lo será para un propietario o aficionado por muy experimento que sea.
            Sin embargo. Si deben conocerse una serie de signos y síntomas que de presentarse en nuestro animal, no solo nos servirán también útiles para una más amplia y correcta información a nuestro veterinario cuando no interrogue sobre la salud del animal.
            En principio puede valorarse del animal su actitud, postura, conformación corporal y aspecto general. Las aves son individuos habitualmente activos, inquietos, móviles, que continuamente se mueven, salta—picotean, etc. su plumaje debe aparecer apretado al cuerpo, uniforme y su mirada ser vivaz y alegre.
            Si ello no es así, la primera sospecha de que amigo no marcha bien en la salud del pájaro la encontraremos al apreciar una disminución de actividad, una pérdida de interés por el baño, lamiada poco viva, la presencia de defecciones adheridas a las plumas que rodean la cloaca, unas alas en posición caídas o dejar de cantar en época de hacerlo.
            Es muy importante recordar que la mayoría de las autodefensa que los hace ocultar en lo posible, y hasta el máximo, cualquier signo de enfermedad, para disimular así ante sus posibles depredadores su estado de debilidad. Ello implica que, cuando un ave manifiesta signos claros, lo más probable es que ya lleve varios días debilitándose.
            LOS PRINCIPALES CUADROS DIGESTIVOS
            Los signos de origen digestivo más comunes son, sin duda, el vómito y la diarrea. Veamos algunos de los cuadros en que se presentan.
            Los procesos de diverso origen que afectan al buche acaban determinando también el vómito de todo o parte del alimento ingerido. Tal es el caso de las inflamaciones (ingluvitis), el sobre carga por exceso de fibra, etc.
                                                           VÓMITO
            Se manifiestan por un típico abultamiento blando y péndulo en la base del cuello a través de la piel puede llegar a verse el interior del buche.
            Puede aliviarse mediante antieméticos, o por la administración de aceite vegetal para favorecer el tránsito del alimento retenido en el buche.
            La fermentación del contenido del buche provoca un vómito de fuerte y molesto olor, y mucosidad alrededor del pico; puede tener múltiples orígenes, pero los más frecuentes son la administración de alimentos en mal estado una dieta irregular y el estrés.
            Es frecuente la infección secundaria del buche, e incluso su necrosis. Puede administrarse bicarbonato sódico y el tratamiento que establezca el veterinario.
            Dos infecciones frecuentes, la candidiasis (causada por el hongo Cándida albitanas) y la Tricomoniasis (frecuente sobre todo en palomas) cursan de forma similar y ocasionan unas inflamación y un engrosamiento de las paredes del buche, vomito y machas blancas como de queso fresco en la mucosa digestiva (desde la cavidad oral hasta el buche) La diferenciación necesaria para un tratamiento especifico debe hacerse mediante diagnóstico de laboratorio, determinando el germen.
            Es importante establecer medidas higiénicas para evitar el contagio. También pueden desencadenar el vomito la presencia de cuerpos extraños, algunas intoxicaciones, algunas infecciones víricas, hepatitis, reacción a medicamentos, etc.
                                                           DIARREA
            Conociendo el aspecto normal de las deposiciones de las aves mixtas de heces y orina, es fácil valorar la presentación de este signo clínico, la diarrea, que puede estar asociado a diversos procesos, ya sean sistémicos o específicamente intestinales.
                        ENFERMEDADES SISTEMICAS;
            VIRICAS
            BACTERIANAS
            CLAMIDIAS
            ENTERITIS
            BACTERIANAS
            MICÓTICAS PROTOZOARIAS
            NEMATODOS
            CESTODOS
                                   ENFERMEDADES SISTÉMICAS
            Entre las enfermedades sistémicas de origen vinco, se encuentran las causadas por coronavirus, herpes virus.
            La mayoría de ellos se caracterizan por otra manifestación orgánica además de las digestivas, su curso rápido, su alta mortalidad y su carácter contagioso.      Las enfermedades sistémicas de origen bacteriano que cursa con diarrea son varias:
            La hepatitis por Campylobacter jejuni, la infección por Escherichia coli
 y la tuberculosis aviar por Mycobacterium avium.
            Las salmonelosis es una enfermedad frecuente sobre todo en animales de importación. Los signos clínicos son variables, dependiendo de que sigan un curso agudo o crónico; se presenta con anorexia, diarrea, polidipsia y poli aria.
            Las infecciones por Pseudomonas son, sin duda, las más graves, y determinan con frecuencia diarreas hemorrágicas y septicemia.
            En todos estos procesos se hace imprescindible el aislamiento por laboratorio del germen causal mediante el cultivo de las heces o de sangre; una vez determinado el germen, debe investigarse el antibiótico más adecuado para su eliminación.
            La clamidiosis, más comúnmente conocida como psitacosis, debe estudiarse como posible diagnostico ante un cuadro mixto respiratorio y de diarrea en las psitácidas. La sintomatología es de un animal embolado, abatido, inapetente, etc, que presenta diarrea, con una respiración dificultosa, descarga oculonasal y diarrea liquida. Es una enfermedad contagiosa para el hombre. El tratamiento es a base de tetraciclinas.
                                               ENTERITIS
Agrupamos aquí aquellos cuadros que cursan con diarrea, afectando únicamente al intestino.
            Las afecciones bacterianas únicamente intestinales son razas, y la mayor parte de las veces son debidas a conformes.
            Las enteritis dicóticas suelen ser debidas a una progresión descendente de la candidiasis, y frecuentemente como consecuencia de un tratamiento prolongado con tetraciclinas por ejemplo en la psitacosis.
            Las enteritis por protozoos si son relativamente frecuentes. Los agentes causases son Guardias (que pueden ser contagiosas a las personas) o coccidias. En ambas, los síntomas son similares, aunque sean más aparatosas graves en las giardiasis. El diagnóstico se hace por observación microscópica de las heces e identificación del parásito. El tratamiento es a base de sulfamidas. Dos son los tipos de nematodos que pueden ocasionar más frecuentemente enteritis y, por lo tanto, diarrea en las aves: Cepillaría y Ascaridia. Suelen cursar de forma succínica y crónica. La identificación se realiza por el estudio microscópico de las heces. Son muy importantes las medidas de higiene y desparasitación periódica para lograr erradicar la enfermedad.
            No puede olvidarse la parasitación por cestodos, que puede también o casuística bastante escasa.
            3, AFECCIONES DEL APARATO RESPIRATORIO.
            RINITIS Y SINUSUTIS. La rinitis inflamación nasal) y la sinositis inflamación de los senos), son dos afecciones que aparecen generalmente unidos, y que constituyen el síndrome denominado <<a coriza>>.
            Cuando se presenta aisladamente la rinitis, se observan mucosidades en las aberturas nasales, las cuales son a veces secas y dan la sensación de costra. Si se presenta complicada con sinusitis, afecta a menudo al ojo, que queda cerrado supurando flujos blancos- y purulento.
            Las causas de la conza son diversa: frio, irritación (alérgica, microbiana o vírica), enfermedades respiratorias generales, falta de vitamina A, etc. En este último caso predominan las lesiones de ojo sobre las de nariz.
            El tratamiento a adoptar, será el correspondiente a la enfermedad que la origina, por lo que se describirá más adelante al hablar de los tratamientos de las distintas enfermedades que pueden dar lugar a coriza.
            Cuando se presenta sola la sinusitis, puede ser tratada quirúrgicamente mediante punción y vaciado de la cavidad del seno. Seguidamente se aplican antisépticos diluidos (soluciones de amonio cuaternario, neomicina). Siempre en todos los casos, debe darse vitamina. A por si se tratara de una avitaminosis de este tipo.
            RONQUERA. Consiste en la inflamación de las cuerdas vocales, impidiendo a los pájaros la emisión de los sonidos agudos. Las de esta ronquera pueden ser enfriamientos acariasis, y otras más generales.
            Al igual que en otros, el tratamiento a emplear debe ser el especifico de la enfermedad originaria, combinando con otro sintomático a base de sustancias emolientes, atmósfera húmeda, coricoides en agua de bebida, vahos de materias fluidificantes, etc.
            BRONQUITIS. La inflamación de la mucosa interna de los bronquios. Los síntomas son: aumento del ritmo respiratorios, y respiración ruidosa y sibilante, malos debido a la dificultad del paso del aire a través de los bronquios y la tráquea.
            Las causas pueden ser debidas a infecciones respiratorias, también a alergias o irritaciones producidas por una atmósfera contaminada. La bronquitis no infecciosa se trata con fluidificantes, expectorantes, antihistamínicos y antialérgicos. Puede dar resultado el bisolvón corticoides. Los vahos balsámicos (eucalipto gomero, alcanfor, etc.) también pueden contribuir a la curación.
            SINDROME ASMATICO. Las enfermedades diagnostican mediante los síntomas. Así, síntomas; temperatura anormal, falta de apetito, mal color de las heces, su fluidez, etc. Hay síntomas que se presentan ahilados o agrupados, constituyendo en este último caso que se denomina un síndrome. Síndrome es un concento de síntomas que aparecen simultáneamente y que a su vez son signo de una o varias enfermedades.
            El síndrome se caracteriza por.
            1. Aumento del ritmo respiratorio.
            2. Dificultad en el paso del aire.
             3. Ruidos sibilantes durante la respiración.
            4. De ser muy agudo, puede presentarse cianosis en las mucosas (color azul por principio de asfixia).
            5. Aumento del ritmo del corazón.
            Existen diversas clases de asma:
            1.- Asma Neumónica: Dificultad respiratoria con una pulmonía o con lesiones crónicas del pulmón.
            2.- ASMA cardíaca: Es una alteración respiratoria que va unida a una lesión de corazón.
            3. – Asma bronquial: Debida a una bronquitis que impide el paso normal de aire a través de los bronquios.
            4.- Asma Alérgica: Inflamación de todo el tramo respiratorio, con formación de edemas, como consecuencia de la sensibilización del organismo frente a un alérgeno exterior.
            5.- Asma Irritativa: Irritación de las vías respiratorias, por aspiración de algún gas, polvo tóxico o simplemente un agente irritativo.
            6.- Asma Enfisematosa: Debida a la pérdida de elasticidad del pulmón que obliga al animal a la respiración costal, con la consiguiente sintomatología respiratoria.
            7.- Asma Acariásica: Implantación de ácaros en la tráquea y bronquios del canario.
 
Siendo varias y diversas las causas productoras de asma evidente que los tratamientos han de ser también diferentes. En el caso de asima neumónica, hay que tratar ésta con antibióticos, con lo cual desaparecerán si es que remite la neumonía, los síntomas de asma. En la cardiaca, hay que aliviar el corazón mediante tónicos correspondientes. El bronquial requiere el tratamiento propio de la bronquitis. Cuando es de origen alérgico, se recurre a los antihistamínicos corticoides. Además hay que descubrir el alérgeno, para aportar el pájaro de su contacto, pues en este caso los tratamientos son infructuosos si subsiste la causa, El asma irritativa se tratará mediante fluidificantes, igual que la bronquitis y, asi mismo se intentará suprimir la causa que la ha provocado. No se conoce tratamiento para el asma enfisematosa.
 
            Únicamente se puede parar sus efectos manteniendo al animal en una atmósfera limpia y en la que haya abundancia de oxigeno.
 





Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:

 
  TOTAL HISTORICO 238683 visitantes HAN ESTADO EN ESTA PAGINA  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=